¡Llámanos! Teléfono: 91 402 51 84   Fotos casos reales 

Causas Rinoplastia Secundaria

Causas de rinoplastia secundaria

Las principales causas de rinoplastia secundaria son las siguientes:

  1. Existe un problema visible y/o funcional
  2. El resultado de la rinoplastia fue pobre a pesar de una buena cirugía pero realizada en una anatomía complicada
  3. No es el resultado que el paciente esperaba o tenía en su cabeza

A pesar de todo lo anterior, el 50% de los pacientes que requieren una rinoplastia secundaria lo hacen por causas psicológicas, inestabilidad emocional y/u obsesión. Pacientes que desarrollan una fijación por su nariz y persiguen cualquier mínima imperfección.

La importancia de la piel en una rinoplastia secundaria

En cualquier caso, siempre que se valore una rinoplastia secundaria por una complicación previa se debe valorar la calidad de la piel, pues en muchos casos será el grosor de la propia piel el que pueda estar condicionando que el soporte cartilaginoso que hemos modificado no se trasmita al exterior.

Análisis de las estructuras de la nariz (basadas en las quejas)

Una vez valorada la calidad de la piel, el examen de la nariz debe ser estructura por estructura, subunidad por subunidad:

Radix:

Las quejas más frecuentes son la ausencia de un escalón a este nivel o que la nariz parezca demasiado larga (nariz griega).

Dorso:

En la vista lateral la queja más frecuente es el exceso de dorso cartilaginoso, es decir, el dorso que asienta inmediatamente por encima de la punta nasal. En cambio, en la visión anterior una queja también bien frecuente es la desviación nasal por la persistencia de una desviación de tabique nasal, aunque en ocasiones se debe al colapso de los cartílagos triangulares.

Punta:

Ni que decir tiene que es la causa más frecuente de rinoplastias secundarias. Las quejas más frecuentes tienen que ver con la definición, la anchura y la proyección pero no debemos pasar por alto otro tipo de deformidades como la distorsión, deformidad o deficiencias de punta nasal.

Base:

Las quejas son infrecuentes aunque en ocasiones las quejas vienen por la existencia de una columela desviada, asimetría de narinas y exceso de base alar.

Consejos a la hora de solicitar una rinoplastia secundaria:

Por todo lo anterior, en caso de desear una rinoplastia secundaria lo que deberá realizar es serle lo más explícito posible a su cirujano, es decir, ser capaz de trasmitirle cuáles son los aspectos de su nariz que no le gustan o que cambiaría, a lo sumo tres, y no obcecarse en indicar cómo debe realizarse la cirugía para conseguir lo deseado. Uno de los errores más frecuentes es acudir a consulta con la que creen que es la solución por lo que han leído, es decir, aplicar ellos mismo la indicación de su cirugía, lo cual no les permite ver más allá o escuchar otras opciones quirúrgicas al pensar que ya tienen lo que necesitan y pasan a preocuparse más por ver quién se lo hace que en buscar su solución; una cosa es informarse y algo diferente es autotratarse o autoindicarse.

Si tiene más dudas sobre este procedimiento y quiere consultar más información al respecto, puede ayudarse de nuestra página sobre el tratamiento de rinoplastia o visitar nuestra Web monográfica dedicada a la Rinoplastia

 VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL DEL BLOG  /  +Ruben F. Garcia-Guilarte

No hay comentarios

Comentarios del blog

Escribe un comentario, el Dr Guilarte intentará responderlo lo antes posible (El email nunca se publica)