¡Llámanos! Teléfono: 91 402 51 84   Fotos casos reales 

Operación de reducción de pecho, mamoplastia de reducción mamaria

¿Qué es la mamoplastia de reducción de pecho?

Se denomina hipertrofia mamaria al volumen mamario excesivo. Su volumen puede aparecer como síntoma aislado o puede presentarse acompañado de caída del pecho (ptosis). En general es consecuencia del desarrollo excesivo de la glandula mamaria y del tejido adiposo de su interior damos solución a esto con la reducción de pecho (o mamoplastia de reducción).

La Reducción de Pecho o Mamoplastia de Reducción es un procedimientoquirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la eliminación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, más ligeras, más redondas y más firmes. Además esta intervención suele complementarse con una reducción del tamaño de la areola.

A continuación mostramos algunos resultados reales de cirugía de reducción mamaria realizada en nuestra clínica de Madrid. El cirujano plástico Dr. Guilarte, ha realizado estas operaciones:

Comparativa precios vs calidad. Reducción de pecho en Madrid, foto antes y después
Caso real de reducción de pecho del mejor cirujano plástico Dr Guilarte
Reducción de mamas en Madrid, foto antes y después, resultado a los pocos meses de la operación de senos

 

Las mujeres con mamas grandes pueden presentar algunos problemas debidos a este exceso de peso:

  • » Dolores de espalda y de cuello
  • » Irritaciones de la piel debajo de la mama
  • » Problemas respiratorios

 

La finalidad de la mamoplastia de reducción es conseguir una mama estéticamente más proporcionada con el consiguiente beneficio funcional.

 


Reducción de pecho, mejor cirujano plástico Dr Guilarte, clínica de Madrid

 


Antes y después | Galería fotográfica de casos reales| Resultados en imágenes de operaciones | Dr Guilarte | Clínica de cirugía plástica, estética y reconstructiva en Madrid

 


Preguntas frecuentes cirugía plástica y estética | Clínica Dr Guilarte

 


Consulte el blog del Dr Guilarte | Clínica de cirugía plástica, estética y reconstructiva en Madrid

 
PUNTOS CLAVE
REDUCCIÓN DE PECHO
Anestesia:
General
Duración del Procedimiento:
2-3 horas
Ingreso:
24 horas
Discomfort:
Fácilmente controlado mediante medicación
Debe esperar:
Cardenales hasta la 3ª semana; hinchazón hasta la 6ª; entumecimiento temporal
Resultado final:
Al 6º mes, aunque las cicatrices mejorarán hasta los 12-18 meses
Duración del resultado:
Años, aunque es variable en función de la calidad de su piel

 

¿Es la cirugía que necesito y/o deseo? ¿Será efectiva en mi caso?

La Reducción de pecho se realiza habitualmente para mejorar un problema físico, más que por motivos puramente estéticos aunque la mejoría estética será evidente tanto desnuda como vestida. La mayor parte de las mujeres que se someten a una mamoplastia de reducción están preocupadas por el excesivo volumen de sus senos que interfiere con muchas actividades cotidianas y desencadena molestias físicas.

En la mayor parte de los casos se espera hasta que el pecho se haya desarrollado completamente, aunque puede realizarse antes si los problemas físicos son muy importantes.

s decir, aquellas mujeres que sufren frecuentemente dolores de espalda, dolores en los hombros por el sujetador, dificultad para encontrar ropa adecuada, maceración de la piel en el surco inframamario… estarían dentro del grupo de mujeres susceptibles de realizarse una reducción de pecho.

 

Planificando la reducción de pecho

En su primera consulta, el Dr. García-Guilarte evaluará el volumen y la forma de sus mamas, la elasticidad de su piel y su estado general.

El doctor, personalmente, le explicará las distintas técnicas quirúrgicas, se valorará el volumen y la forma óptimos para su mamas y las opciones quirúrgicas que sean mejor para usted. Recuerde que su participación en esta consulta será fundamental debiendo indicar cuál es la forma y volumen deseados.

No dude en preguntar cualquier cuestión que le preocupe, especialmente aquellas sobre los resultados esperables para su caso.

 

La Reducción de Pecho y la Anestesia

La cirugía de Reducción de Pecho se lleva a cabo en un quirófano de una clínica u hospital. Es recomendable el ingreso durante unas horas pudiéndose dar el alta por la tarde de la cirugía o al día siguiente en función de la complejidad de su caso.

La reducción de senos se realiza bajo anestesia general, es decir, estará dormido durante la intervención. Una reducción de pecho dura aproximadamente 2-3 horas.

La cicatriz resultante de esta cirugía depende de la técnica que se utilice pudiendo variar según el tamaño del pecho y el resultado que se desee obtener.

Para entender mejor el proceso, hemos preparado un vídeo que resume la operación y otro en el que Uxia Román, nuestra fisioterapeuta, nos da la clave para minimizar las cicatrices de esta cirugía:

 

Después de la Mamoplastia de Reducción

Tras una Reducción de Pecho es habitual encontrarse algo cansada durante unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas. La mayor parte de las molestias se alivian bien con la medicación que le prescriba el doctor, aunque puede tener molestias durante un par de semanas; iguamente, la primera menstruación tras una reducción de senos puede desencadenar que las mamas se hinchen y duelan.

Los apósitos que cubran sus incisiones serán retirados en uno o dos días, siendo sustituidos por un esparadrapo especial. Algo importantísimo es que deberá llevar el sujetador que le facilitemos de manera continua durante las primeras 3 semanas. Tras la reducción de pecho es habitual tener una disminución de la sensibilidad en los pezones que posteriormente irá recuperando de forma progresiva.

Los puntos se reabsorberán ellos solos por lo que no es necesario retirarlos; la inflamación no cederá completamente hasta las 3 ó 6 semanas. Tras su reducción de pecho podrá volver al trabajo en 2 ó 3 días y en pocos días podrá hacer vida prácticamente normal. No obstante, deberá limitar las actividades físicas fuertes durante unas 3 semanas, hasta que se recupere de su intervención de reducción de senos.

Durante 3 ó 4 semanas evite el contacto físico intenso en las mamas.

Tras su reducción de pecho, inicialmente sus cicatrices serán de muy buena calidad dadas las suturas meticulosas que se le realizarán, aunque posteriormente éstas seguirán su proceso normal de maduración, por lo que se enrojecerán durante 3-6 meses para posteriormente ir aclarandose hasta hacerse prácticamente imperceptibles a los 12-18 meses. No obstante, el Dr. García-Guilarte le irá viendo durante los meses siguientes a su cirugía para ver su evolución y hacerle las recomendaciones oportunas.

Las primeras dos semanas son de gran beneficio las maniobras de drenaje linfático que le practicarán nuestros fisioterapeutas en nuestra consulta consiguiéndose así un mejor resultado y una más temprana incorporación en sus actividades.

 

Últimos casos de reducción mamaria tratados por el cirujano plástico Dr. Guilarte:

Reducción de pecho con la técnica T invertida, resultado a los 6 meses. Pueden ver las series completas en la Galería de resultados clínicos.

 

Garantías

La cirugía de Reducción de Pecho es una técnica muy segura, siempre y cuando sea realizada de forma adecuada y por un cirujano cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados.

La reducción de pecho deja cicatrices permanentes, aunque disimulables bajo el sujetador o el bikini. Por todo ello, haremos especial hincapié en su cuidado para que pueda obtener el mejor resultado.

En caso de ser una gigantomastia o gran reducción (> 1 kg) puede requerirse de más tiempo para su completa cicatrización.

 

Los Resultados

Es importante recordar que tras una reducción de pecho requiere de un cuidado de sus cicatrices pues éstas son permanentes. Así, el Dr. García-Guilarte hará lo posible para que se noten lo menos posible. Con el tiempo, las cicatrices se harán prácticamente imperceptibles.

Tras una Reducción de Pecho necesitará unos meses hasta que su pecho adquiera el aspecto definitivo. Así, puede necesitar algo de tiempo hasta acostumbrarse a su nueva imagen corporal. Si sus expectativas son realistas estará más que satisfecha con el resultado obtenido.

 

El proceso de la cirugía de reducción mamaria

Son muchas las mujeres que solicitan una mamoplastia de reducción de mamas. Dolores de espalda e incluso problemas respiratorios son dos de las causas comunes que hacen que esta operación sea necesaria en muchos casos. Además de atajar este tipo de perjuicios, otra de las ventajas con las que cuenta esta intervención es que es muy sencilla, siempre y cuando contemos con un profesional de confianza.

Los resultados se consiguen gracias a que gran parte de la grasa acumulada en los senos se elimina. Para que el resultado sea el esperado es necesario contar con la opinión de la paciente, en la clínica del doctor Guilarte realizamos una serie de consultas previas en las que calibramos el resultado de la operación. Durante este proceso se decide el volumen y la forma de las mamas, de manera que podamos adaptar la intervención a los deseos de cada paciente.

El proceso de la operación comienza con la reubicación de la areola y el pezón. Una vez se practica la incisión, se procede a vaciar el seno extrayendo parte de la grasa acumulada, para volver a cerrar la incisión, obteniendo un volumen menor y a la vez una nueva ubicación del seno en la zona del pecho.

Una intervención mamaria de este tipo ofrece todas las garantías, ya que es una de las más seguras, sin embargo conviene saber que en todos los casos se produce una cicatriz. Ésta cicatriz varía en tamaño y posición dependiendo del profesional que haya llevado a cabo la cirugía, por eso conviene en todo caso contactar con un cirujano con experiencia como el doctor Guilarte. En nuestra clínica trabajamos con las principales técnicas en intervenciones plásticas, así como con material médico puntero, para que las cicatrices de la operación de reducción de senos permanezcan ocultas. Si la operación se realiza de un modo correcto, con el tiempo las marcas producidas por la operación serán prácticamente imperceptibles.

El pecho tardará unos meses en adquirir su posición definitiva, por eso cada paciente necesitará un tiempo variable para que su imagen corporal se estabilice. En la clínica del doctor Guilarte realizamos un exhaustivo seguimiento post-operatorio, además realizamos un test previo con el que aseguramos que el resultado de la operación se adecúa a las expectativas de cada paciente.

Otros factores asociados a la cirugía de reducción de mamas incluyen anestesia general. La paciente permanece anestesiada durante las 2-3 horas que requiere la intervención; además el proceso se alarga con un ingreso de 24 horas, tiempo en el que evaluamos cómo se desarrolla el proceso post-operatorio.

La mayoría de los ligeros dolores asociados a este tipo de intervenciones se palian eficazmente con medicamentos. En cuanto a los efectos de la operación, es normal que se produzcan una serie de cardenales que desparecen en aproximadamente 3 semanas. En 6 semanas comienza a remitir la hinchazón y en 6 meses la posición y forma de los senos queda totalmente normalizada. Las cicatrices mejoran en 12-18 meses definitivamente.