¡Llámanos! Teléfono: 91 402 51 84   Fotos casos reales 

Miniabdominoplastia

La cavidad inferior del abdomen conforma una zona con una predisposición natural a la acumulación grasa y a la flacidez, el motivo de esto es la pérdida de volumen corporal por adelgazamiento, o simplemente los resultados del paso del tiempo. Este exceso de grasa y piel son difíciles de eliminar mediante dietas y/o actividad física, por eso, en muchos casos la solución pasa por una miniabdominoplastia.

En estos casos que la dieta y el deporte no bastan para mejorar el aspecto físico, la miniabdominoplastia es una proceso quirúrgico que consiste en la eliminación de la grasa abdominal, la extirpación del exceso cutáneo y la corrección de la flacidez de los músculos del abdomen por debajo del ombligo -lo que se conoce por porción infraumbical.

Señalar que entre las cirugías que tratan esta zona del abdomen, la que se ocupa de los casos más complejos es la abdominoplastia. En algunos casos, las alteraciones que producen este problema son leves, y se pueden corregir con la liposucción. La miniabdominoplastia es un procedimiento menos complejo que la abdominoplastia en el que se realiza una incisión menor, el procedimiento es más rápido y la recuperación del paciente es más rápida. Tanto la abdominoplastia, como la miniabdominoplastia se complementan frecuentemente de la liposucción para conseguir una tonificación global y conseguir un aspecto armónico en toda la silueta corporal. Señalar también que abdominoplastia, miniabdominoplastia y liposucción se deben realizar en quirófano y por cirujanos cualificados.

La gran ventaja de la miniabdominoplastia es que la cicatriz resultante es muy similar a la de una cesárea pero de mejor aspecto.

Puede acceder a nuestra sección de preguntas frecuentes sobre abdominoplastia para encontrar respuesta a las preguntas sobre abdominoplastia que también dan respuesta a las dudas sobre miniabdominoplasita.

 

Diferencias entre abdominoplastia y miniabdominoplastia

La principal diferencia entre la abdominoplastia y miniabdominoplastia es que con la abdominoplastia conseguimos tensar todo el abdomen, tanto por la parte superior como por la parte inferior del ombligo. Con la miniabdominoplastia tan sólo tratamos la zona inferior, por debajo del ombligo.

La cicatriz resultante de la cirugía es diferente: en la abdominoplastia la cicatriz es mayor que en la miniabdominoplastia. Son cicatrices parecidas a las de la cesárea; señalar también que al ser incisiones realizadas por un cirujano plástico, están estudiadas para que estéticamente queden lo mejor posible.

 

¿Es la miniabdominoplastia la cirugía que quiero? ¿Es una cirugía efectiva?

Los mejores candidatos para someterse a una miniabdominoplastia son las mujeres y también los hombres, que sobre tener una estructura física, están preocupados por la acumulación de grasa o exceso de piel en la zona inferior del abdomen, sin posibilidad de mejora a pesar de someterse dietas o ejercitar el cuerpo.

miniabdominoplastia-madrid-la-mejor-clinica
PUNTOS CLAVE
TRATAMIENTO

Anestesia:
Epidural
Duración del Procedimiento:
2 horas
Ingreso:
8 horas
Discomfort:
Muy poco, controlable mediante medicación<
Debe esperar:
Inflamación hasta las 6 semanas aunque pueden prolongarse hasta los 3 meses; entumecimiento temporal
Resultado final:
Al tercer mes
Duración del resultado:
Permanente, salvo gran perdida de peso o embarazo

 


Planificación de la miniabdominoplastia

En la primera cita el Dr Guilarte, evaluará la complexión física, el estado de salud, examinará la extensión y el nivel de grasa en la región del abdomen y cuál es el estado de tonificación de la piel.

Teniendo en cuenta cuáles son tus expectativas y la realidad de tu físico, el doctor determinará el tratamiento que mejor se ajusta a esta situación personal para obtener las expectativas deseadas:

Si sólo existe una acumulación de grasa en la zona de debajo del ombligo, la realización de la miniabdominoplastia es la mejor solución. El procedimiento es menos complejo que la abdominoplastia, la cirugía requiere de menos tiempo y la estancia en clínica será menor.

En muchos casos es recomendable asociar una liposucción de las caderas a la miniabdominoplastia para así mejorar la totalidad de la silueta corporal y conseguir unos resultados más armónicos.. Señalar también que en algunos casos el problema de la paciente puede resolverse con la liposucción de abdomen sin entrar en el ámbito de la miniabdominoplastia.

 

La miniabdominoplastia y su anestesia

La mini-abdominoplastia se realiza siempre bajo condiciones estrictas de asepsia, en quirófano hospitalario o de una clínica, nunca en consulta. El tipo de anestesia más empleado para realizar una miniabdominoplastia es anestesia epidural o raquídea, el paciente permanece en un estado de sedación mientras dura la cirugía plástica, sus piernas y abdomen permanecerán insensibles al dolor durante unas 4 horas.

La miniabdominoplastia suele durar entre 1 y 2 horas, dependiendo del nivel de corrección necesaria. Esta cirugía de abdomen se realiza a través de una única incisión horizontal justo encima del pubis, no es necesaria la incisión alrededor del ombligo de la abdominoplastia completa.

El procedimiento consiste en la separación de la piel de la pared abdominal en dirección al ombligo, de esta forma la musculatura abdominal queda expuesta en su porción infraumbilical para tensar y unir los músculos del abdomen para conseguir una superficie abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel separada es estirada en dirección al pubis y la piel sobrante es extirpada.

Frecuentemente combinamos la miniabdominoplastia con una liposucción tanto de los flancos abdominales como del hemi-abdomen superior.

 

Después de la Cirugía (Postoperatorio de miniabdominoplastia)

Después de la miniabdominoplastia permanecerás 8 horas en clínica para controlar la evolución de tu estado. Debes saber que durante los primeros días notarás el abdomen algo inflamado. Es normal notar molestias o dolor que controlaremos con medicación. El Dr García-Guilarte te dará las instrucciones oportunas en cuanto a restricciones de movimientos e higiene para las diferentes fases de la curación.

A pesar de que al principio no deberás estirarte del todo, deberás comenzar a caminar tan pronto como te sea posible primero con paseos cortos y después con paseos más prolongados.

Es normal sentir una sensación de acorchamiento y pérdida de sensibilidad en la zona central y baja del vientre, en el transcurso de las semanas irás recuperando progresivamente la sensibilidad.

En la clínica te entregaremos la faja que deberás llevar en las 3-4 semanas posteriores a la miniabdominoplastia. La vuelta a la normalidad depende de tu estado físico previo a la operación (sobretodo en lo que se refiere a musculatura abodminal). La mayoría de nuestros pacientes se incorporan al trabajo al cabo de 2 días, también tenemos casos que han requerido 3 o 4 días de reposo. Normalmente, en una semana el paciente ya se siente totalmente recuperado.

Existe una tabla de ejercicios físicos que te ayudaran a recuperarte lo más pronto posible. Incluso aquellos que no practicaban deporte antes de la operación, deberán realizar un programa de ejercicios para reducir la inflamación, disminuir la posibilidad de formación de trombos venosos y tonificar los músculos. No obstante, durante el primer mes deberás evitar realizar movimientos bruscos.

Las cicatrices pueden dar el aspecto de que están empeorando los primeros 3 a 6 meses, esto es normal, forma parte del proceso de curación, posteriormente irán perdiendo poco a poco su coloración. Deberás esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare. Aunque las cicatrices no desaparecerán nunca, éstas no serán visibles cuando se lleve ropa interior, bikini o bañador.

 

Garantías de una miniabdominoplastia

Son posibles pero raras las complicaciones en esta cirugía del abdomen: pueden aparecer seromas y/o hematomas que pueden requerir su evacuación mediante punción y compresión con la faja que se le facilite.

El resto de complicaciones son muy infrecuentes, puede aparecer alguna infección que se resuelve con antibióticos y drenaje. También pueden aparecer trombos venosos, estos se previenen moviendo las piernas y levantándose tan pronto como lo permita la cirugía y empezar a dar pequeños paseos.

Los resultados de la miniabdominoplastia

La miniabdominoplastia proporciona resultados excelentes en pacientes cuyos músculos abdominales están debilitados y poseen un exceso de piel y grasa en la porción inferior de su abdomen. Por eso, en la mayoría de los casos los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y ejercicio periódico.



miniabdominoplastia aumento de gemelos y liposuccion foto piernas muslos y gemelos