¡Llámanos! Teléfono: 91 402 51 84   Fotos casos reales 

Fisioterapia Postoperatoria Acelerada (RPA)


Idealmente, su recuperación tras una intervención quirúrgica debería ser tan rápida y cómoda como fuera posible. El cuidado postoperatorio de los pacientes es fundamental para el éxito de una cirugía. A pesar de que no es posible eliminar todo el discomfort, hoy en día sí que es posible experimentar un mínimo de molestias y una rápida vuelta a las actividades normales. Nosotros hemos trabajado para perfeccionar esta técnica, el RPA o protocolo de Recuperación Postoperatoria Acelerada.

Este sistema nos permite que nuestros pacientes vuelvan a sus actividades normales no extenuantes en tan solo 48 – 72 horas y a reducir significativamente, y en algunos casos totalmente, la necesidad de fuertes medicaciones analgésicas.

Realizamos un abordaje multimétodo tanto antes como después de realizar la cirugía; le indicaremos los ejercicios-movimientos de sus extremidades que deberá hacer en su habitación para disminuir la inflamación y tiranteces musculares, acelerándose así su más temprana recuperación.

Este método multidisciplinar entre su cirujano plástico, su anestesista y su fisioterapeuta hace que las experiencias de nuestros pacientes y sus comentarios hayan sido muy gratificantes, al transformar lo que parece una experiencia negativa –postoperatorio- en un proceso coordinado.

La aplicación de antisépticos cutáneos preoperatoriamente junto con tratamientos de fisioterapia postoperatorios acelerarán su cicatrización.

Antes de iniciar su tratamiento postoperatorio, estableceremos un programa de fisioterapia para aliviar sus molestias, reducir su inflamación y acelerar-restablecer sus funciones. Entre las alternativas que disponemos están:

  • Drenaje Linfático: consiste en favorecer el drenaje del sistema linfático mediante maniobras de masaje suaves y repetitivas a lo largo de las vías de drenaje linfático, para así drenar-desplazar la linfa que se encuentra estancada (edema) tras su cirugía y favorecer la desinflamación de los tejidos. Este tratamiento sólo debe ser realizado exclusivamente por un fisioterapeuta. El objetivo final es activar la circulación de la linfa para que ésta no se estanque ni se sature de sustancias de desecho o gérmenes nocivos. Favorecemos el paso de la linfa a los ganglios regionales superficiales.
  • Kinesioterapia: este técnica se basa en el tratamiento de las lesiones corporales mediante el movimiento y es tanto preventiva como curativa. Mejoramos las condiciones de movimiento mediante vendajes especiales potenciándose todas sus capacidades. Su beneficio fundamental es el prevenir-eliminar las posibles adherencias por una mala y excesiva cicatrización, y evitar las contracciones-tiranteces musculares.
  • Ultrasonidos: son ondas acústicas cuya frecuencia está por encima del límite perceptible por el oído humano (20.000 Hz). Éstos son efectivos al provocar en su organismo efectos fisiológicos beneficiosos (acción fibrolítica, térmica y vasodilatadora). Además, éstos se han mostrado especialmente efectivos en la prevención y tratamiento de las posibles contracturas capsulares tras una mamoplastia de aumento.
  • Radiofrecuencia (INDIBA): La radiofrecuencia consiste en emitir unas ondas eléctricas específicas, en el caso de Indiba a una frecuencia de 448kHz, que estabilizan el potencial eléctrico celular y por ello inducen un conjunto de respuestas biológicas, que se traducen en una bioestimulación celular y tisular además de los efectos analgésico (no dolor), antiinflamatorio, antiedematoso, antiadipogénico, efecto estimulador de las células madre, así como de mejora de la elasticidad cutánea.
  • Masoterapia (masajes): es el uso de las distintas técnicas de masaje con fines terapéuticos (masaje circulatorio, masaje de drenaje, masaje estético, masaje descontracturante…).
  • Inducción Miofascial: técnicas de relajación muscular por el movimiento de la fascia del músculo, liberándose así las restricciones ocasionadas por la cirugía y recuperando el equilibrio muscular.
  • Electroterapia: es el uso de corrientes eléctricas con fines terapéuticos dado su efecto anti-inflamatorio, analgésico y de potenciación neuromuscular.
  • Presoterapia: consiste en emitir ondas de presión de distintas magnitudes para favorecer el drenaje linfático y venoso.

 


 


 


 


 



postoperatorio masaje facial