¡Llámanos! Teléfono: 91 402 51 84   Fotos casos reales 

Rinoplastia Madrid con el Dr.Guilarte

La Rinoplastia u Operación de nariz

¿Sabes porque la rinoplastia es una de las cirugías más frecuentes? Es debido a que la nariz es una de las estructuras centrales de la cara, esto la convierte en uno de los rasgos más importantes de tu rostro. Su relación con los ojos, mejillas y boca da como resultado el aspecto general de tu cara, y es por ello que la nariz tiene una gran importancia estética. Algunas personas no se encuentran cómodas con una nariz que desarmoniza su rostro, y por lo tanto con su aspecto facial. Estas personas se pueden sentir inseguras en sus relaciones con los demás. En nuestra clínica de cirugía plástica de Madrid damos solución a este problema con la rinoplastia.

La rinoplastia es una operación altamente individualizada, es decir, existe mucha diferencia entre las personas en cuanto a la forma de la cara, la estructura de la nariz, el tipo de piel, etc. Así, cada paciente tendrá unas necesidades y, por tanto será necesario un tipo de operación de nariz distinto.

Mediante esta cirugía de remodelación nasal se puede mejorar el aspecto externo de la nariz en todas sus partes, ya sea una giba excesiva sobre el dorso (o puente) de la nariz, una anchura excesiva de los huesos propios nasales o deformidades en la punta. Además, mediante esta cirugía puede corregirse la desviación del tabique nasal causante de dificultades respiratorias, cirugía conocida como septoplastia u operación del tabique nasal. Por todo esto, la rinoplastia debe ser individualizada para cada paciente.

Cómo debe afrontar el cirujano plástico la rinoplastia

Un buen cirujano plástico, como el Dr. Guilarte, sabe hacer unas las modificaciones necesarias y específicas en cada caso, para así lograr que tanto la nariz, como su relación con el resto de estructuras faciales vayan en armonía y conseguir los mejores resultados estéticos, por eso para tu rinoplastia en Madrid puedes confiar en el Dr. Guilarte.

 

Entiendo que tu nariz no tiene por qué ser perfecta. Si es lo que quieres dímelo en tu primera consulta, sé sincera, estoy preparado y sé como conseguirla. Pero en muchas ocasiones simplemente puede conseguirse una mejoría sin procurar la perfección. Tu resultado es la prioridad, no lo que me pueda lucir en los congresos enseñando cambios radicales por bonitos que sean. Tu cambio deseado es la prioridad de tu rinoplastia, es lo importante, no hasta donde pueda llegar yo en tu rinoplastia. Te enseñaré las diversas opciones que tienes pero no tienes por qué optar por todas.

Nunca deberá perseguirse la nariz ideal, te aportaría un aspecto antinatural, es decir, de nariz operada. Debemos preservar aquellos aspectos positivos de tu nariz y mejorar aquellos que la afean, consiguiéndose así una nariz estética, que “encaje” en tu cara.

¿Es la rinoplastia la cirugía que quiero? ¿Es una operación de nariz efectiva?

Los candidatos ideales para someterse a una rinoplastia u operación de nariz son aquellas mujeres u hombres que tienen un perfil relativamente poco estético y están preocupados por como afecta al conjunto de su cara alguna de las características de su nariz. También puede deberse a la pérdida de elasticidad de la piel en gente mayor, en quienes la punta nasal puede sufrir una caída, situación frecuentemente asociada al envejecimiento facial.

Este tipo de cirugía puede realizarse desde los 16 años de edad, es decir, una vez pasada la adolescencia. El resultado es permanente y las cicatrices imperceptibles.

Algo que no debe olvidar es que la intervención tiene el objetivo de mejorar tu apariencia, no la perfección.

 

Planificación de la operación de nariz con tu cirujano de rinoplastia

Antes de tu rinoplastia, en nuestra clínica de Madrid, el Dr. García-Guilarte evaluará tu estado de salud, e igualmente determinará las proporciones de tu nariz y cara, así como el tono de tu piel.

No olvides mencionar si eres fumador, o si estás tomando alguna medicación o vitaminas. Debes exponer tus expectativas de manera sincera y franca, para que el así el Dr.Guilarte como tu cirujano de rinoplastia pueda ser también sincero y te muestre las alternativas disponibles para tu problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.

Juntos, el Dr.Guilarte y tú, decidiréis cuál es el procedimiento óptimo de cirugía plástica que te proporcione una silueta nasal más adecuada pretendiendo preservar las características positivas de tu contorno nasal y corregir las características que la afean.

 

La Rinoplastia y su Anestesia

La rinoplastia o cirugía de la nariz se tiene que realizar siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital , para la rinoplastia en Madrid, el Dr.Guilarte realiza sus intervenciones en el hospital “La Luz”. Éste es un procedimiento que no debe realizarse en una consulta.

El tipo de anestesia más empleado para realizar una operación de nariz es la anestesia general, durante la cual estará dormido hasta que finalice la cirugía. Desde nuestro punto de vista esto es fundamental para tener la vía respiratoria totalmente controlada durante la cirugía.

Una rinoplastia completa suele durar entre 1 y 3 horas, dependiendo de la cantidad de corrección necesaria.


Rinoplastia Madrid

 

Antes y después | Galería fotográfica de casos reales| Resultados en imágenes de operaciones | Dr Guilarte | Clínica de cirugía plástica, estética y reconstructiva en Madrid

 

Preguntas frecuentes cirugía plástica y estética | Clínica Dr Guilarte

 

Consulte el blog del Dr Guilarte | Clínica de cirugía plástica, estética y reconstructiva en Madrid
PUNTOS CLAVE RINOPLASTIA
Anestesia:
General
Duración del Procedimiento:
1-2 horas
Ingreso:
24 horas
Discomfort:
Leve, no es tanto dolor como incomodidad por los taponamientos nasales las primeras 24 horas
Debe esperar:
Inflamación hasta el 6º mes, aunque visible al público en 1-2 semanas
Resultado final:
A los 6 meses
Duración del resultado:
Permanente

 
 
 


 

 

 

 

Una rinoplastia se basa principalmente en “esculpir” el armazón o andamiaje de hueso y cartílago que tenemos debajo de la piel de la nariz. Todo esto se puede realizar a través de incisiones en el interior de la nariz y que, por tanto, no dejan cicatrices visibles como técnica cerrada. No obstante, cuando es necesario modificar la punta nasal es posible que se necesite realizar una incisión en la piel que separa los orificios nasales (columela) para mejorar más precisamente la punta nasal, lo que se conoce como técnica abierta. Sólo en este caso, y/o cuando es necesario estrechar las alas de tu nariz, pueden quedar cicatrices que, aunque visibles, suelen ser imperceptibles al estar perfectamente situadas.

rinoplastia-madrid-anatomia

Anatomía nasal según el Dr. Baris Çakir

A través de las incisiones indicadas se pueden remodelar tanto los huesos como los cartílagos que sirven de andamiaje para la nariz. Así, mediante estos abordajes se alcanzan los huesos nasales pudiéndose disminuir la giba o dorso nasal, así como estrecharse sus los huesos nasales. Posteriormente se manipulan los cartílagos nasales con el objetivo de reducirse su volumen, modificar su forma, mejorar su imagen…, todo aquello que sea necesario.

reduccion dorso nasal rinoplastia

La reducción del dorso nasal es uno de los puntos clave de la cirugía. El dorso nasal es tanto óseo como cartilaginoso, es decir, está formado tanto por huesos como por cartílagos. Efectivamente es a nivel de estos cartílagos del dorso nasal, cartílagos triangulares, donde asienta la válvula nasal interna y de ahí que sea tan importante conservarla cuando se elimina un caballete. Por tanto, al reducirse el dorso nasal no solamente habrá que limar o romper el hueso sino que habrá que realizar unos injertos de cartílago a nivel de esta válvula (spreader graft o flaps).

spreader-graft-rinoplastiaEn cambio, el tratamiento de la punta nasal es muy diferentes y se basa en la reposición de los cartílagos y la modificación de sus ángulos. Para ello se elimina el cartílago en exceso que exista (escisión de cúpulas y de bases de alares), se da soporte allá donde el cartílago es muy débil (injertos alar y columelar strut) y se remodelan sus ángulos mediante suturas (suturas transdomales, interdomales, lateral spanning…).

rinoplastia-nariz-cirujano-plastico-madrid

Cuando se termina la operación de nariz generalmente se coloca una escayola o férula de plástico en el dorso de la nariz durante 6-7 días y unos tapones dentro de los orificios nasales (1-2 días) para que la piel se adapte al nuevo armazón.

Vídeos rinoplastia
Vídeos que enseñan la ejecución de diferentes técnicas para mejorar la forma de la nariz mediante la cirugía plástica:

Vídeo: Estrechamiento punta

 

Vídeo: Injerto punta nasal

 

Vídeo: Injertos alar struts

 

Vídeo: Spreader Flaps

 

Vídeos explicativos de la operación ¡Atención! estos vídeos contienen imágenes de intervenciones quirúrgicas, pueden herir la sensibilidad del espectador

Después de la Rinoplastia (Postoperatorio)

La escayola-férula que se te colocará sobre la nariz al final de la rinoplastia deberás llevarla durante aproximadamente 6-7 días.

En el postoperatorio, los analgésicos que el Dr.Guilarte te recomendara controlarán las molestias que puedan surgir, puesto que no sufrirás de dolor en sí, sino que tan solo serán molestias.

Durante las siguientes 24 horas a la operación de nariz es recomendable estar en reposo para controlar mejor las molestias y evitar sangrados. Notarás la aparición de moraduras e inflamación alrededor de los ojos. Esto es normal y puede aumentar en los días siguientes, pero no debes alarmarte.

Los tapones de la nariz se retiran en un tiempo variable (generalmente en las primeras 24 horas) en nuestra clínica de Madrid, o previamente al alta al día siguiente de tu rinoplastia o cirugía de nariz. Estos tampones son fundamentales en caso de haberse realizado una septoplastia u operación de tabique nasal.

En la mayoría de los casos el paciente puede realizar trabajos sedentarios después de 48 horas. No deberás llevar gafas, realizar ejercicios violentos o sonarte la nariz en aproximadamente un mes.

Evita el sol o rayos UVA por un período mínimo de tres meses tras tu rinoplastia.

Aproximadamente entre los diez a y los catorce días habrán desaparecido las moraduras y gran parte de la inflamación y tu aspecto será prácticamente normal. Ten en cuenta que es normal que haya una pequeña inflamación residual y casi imperceptible, y que esta tarde varios meses en desaparecer. Cuando esto ocurre la punta de la nariz quedará completamente blanda y los perfiles perfectamente definidos.

Riesgos de una rinoplastia y sus garantías

Una Rinoplastia es un procedimiento quirúrgico seguro y con un alto índice de satisfacción si está realizado por un buen cirujano plástico cualificado. No obstante siempre existe la posibilidad de complicaciones, que, aunque raras y leves, pueden aparecer.

Puede existir infección o sangrado mayor del habitual, puede existir una reacción anómala a la anestesia (1 de cada 6.000 a 12.000 casos) o pueden aparecer pequeñas venitas en la piel de la nariz que generalmente son transitorias y terminan por desaparecer. Gran parte de estos riesgos se pueden evitar siguiendo cuidadosamente los consejos que te dará el Dr.Guilarte para antes y después de la operación.

Como norma general las incisiones (o cortes) estarán por dentro de la nariz, por lo que las cicatrices que puedan quedar de tu operación de nariz no serán visibles en ningún momento.

Los Resultados de una Rinoplastia

No esperes un resultado inmediato tras tu rinoplastia. La disminución de la inflamación es progresiva por lo que el resultado final se obtiene a los 6 meses – 1 año. Por ello, aunque el resultado ya es apreciable al retirarse la férula nasal, tu aspecto irá mejorando a medida que pasan los meses lo cual te hará sentirte cada vez más contenta y satisfecha.

Si deseas obtener información más completa acerca de la operación de nariz, puede visitar nuestra web monográfica sobre rinoplastia.