¡Llámanos! Teléfono: 91 402 51 84

Rinoplastia


A young woman relaxing at a health spa.

Protocolo de tratamiento postoperatorio


El tratamiento postquirúrgico después de una intervención, es esencial, pero cobra mucha más importancia si la zona afectada es la cara, así pues realizaremos una RECUPERACION POSTOPERATORIA ACELERADA (RPA), meticulosamente diseñada para el tratamiento temprano de tan delicada zona corporal.

 

Comenzaremos con FISIOTERAPIA INMEDIATA HOSPITALARIA (FIH) al día siguiente de la intervención. Se realizarán las primeras maniobras de DLM (DRENAJE LINFÁTICO MANUAL), que será la piedra angular del protocolo, ya que la compleja anatomía facial y la conformación especial de los vasos linfáticos a ese nivel, así lo requieren.

Los vasos linfáticos de la cara siguen un camino paralelo a las venas facial y yugular. Pero en su trayecto se encuentran grupos ganglionares: los ganglios preauriculares o parotídeos, que reciben linfa de la frente y de la mitad externa de los párpados; y, los ganglios faciales que llevan la linfa de la mitad interna de los párpados, de la nariz, de los labios y del mentón. Desde ambos la linfa es conducida hacia los ganglios yugulares del cuello, que forman cadenas alrededor de cada una de las venas yugulares y que finalmente drenan la linfa a las venas.

Además del DLM, se actuará de manera multidisciplinar, para evitar los posibles trastornos secundarios a este tipo de cirugías, como pueden ser los hematomas superficiales, los dolores de cuello e incluso algún dolor de cabeza pasajero.

 

Para todo ello utilizaremos terapias como:

MASOTERAPIA SUPERFICIAL DE EVACUACIÓN: Se realizarán suaves masajes en las zonas donde los hematomas sean más evidentes. Se podrá utilizar alguna crema y nunca se realizarán directamente sobre la nariz. Agilizaremos así la desaparición de los antiestéticos hematomas.

INDUCCION MIOFASCIAL: Esta novedosa terapia corregirá tensiones faciales provocadas por el estrés de la intervención, tanto a nivel facial como craneal, es una técnica muy relajante y proporcionará descanso y tranquilidad al organismo.

 

La RECUPERACION POSTOPERATORIA ACELERADA (RPA), en el caso del tratamiento después de una RINOPLASTIA, consigue proporcionar al paciente un postoperatorio increíblemente cómodo y confortable, reduciendo considerablemente las molestias normales ocasionadas por la intervención en una zona tan delicada.

El tratamiento finalizará cuando el paciente realice todas las actividades de su vida cotidiana con absoluta normalidad, tanto en su trabajo como en su tiempo de ocio.