Currículum:

  • Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética
    Colegiado Nº 51228
  • Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona
  • Especialidad en Cirugía Plástica, reparadora y estética (Hospital de Sant Pau, Barcelona)
  • Máster en Cirugía Plástica Reconstructiva por la Reconstructive Microsurgery European School (RMES)
  • Estancias formativas en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en centros de referencia de España, USA, Bélgica, Francia y Finlandia
  • Cirujano plástico miembro de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Estética y Reparadora)
  • Cirujano plástico miembro de la ISAPS (International Society of AestheticPlasticSurgery)
Dr Jordi Riba Vílchez (Cirujano plástico Clínica Guilarte)

Publicaciones científicas:

«Local flaps for Breast Reconstruction» Riba J., Masiá J., Oncoplastic Surgery of the Breast. Ed Elsevier, 2020. Georgetown University Washington, DC, USA.

«Oximetría Tisular para monitorización contínua de colgajos microquirúgicos libre para reconstrucción de extremidad: 2 años de experiencia» Riba J., Fernández M., Vega C., Pons G., Masiá J. 2019 National Meeting, Spanish Association of Plastic Reconstructive and AestheticSurgeons (SECPRE).

«Neoadjuvant Chemotherapy for Breast Cancer Treatment and the Evidence Based Interaction with Immediate Autologous and Implant Based Breast Reconstruction» Riba J., de Romaní SE., Masià J. ClinPlastSurg. 2018 Jan; 45(1): 25-31. doi: 10.1016 / j.cps. 2017.08.014.

«Tissue Oximetry For Continuous Perforator Free Flap Monitoring In Upper And Lower Limb Reconstruction: One Year Experience» Riba J., Fernández M., Pons G., Sarriá J., Masià J. 18th International Courseon Perforator Flaps (ICPF), GhentUniversity Hospital. Ghent, Belgium.

«Microsurgical Free Flaps for Tissue Coverage of Exposed Hip Prosthesis in OncologicalPatients» Riba J., Fernández M., Vega C., Pons G., Sarriá J., Masià J. 2017 National Meeting, Spanish Association of Plastic Reconstructive and AestheticSurgeons (SECPRE)

Filosofía:

Desde mi infancia tuve clara mi vocación por ser médico. En mi familia extrañó la decisión, dado que no existía ningún antecedente familiar. Quizás fue la voluntad de intentar ayudar a la gente a encontrarse bien, a sentirse bien, lo que me empujó a tan difícil tarea. Quién sabe, pero no hay día que pase que no de gracias por haber tomado tal decisión.

Desde que entré en la carrera de Medicina me di cuenta que el concepto de salud incluye dos aspectos inseparables: por un lado el bienestar orgánico, esto es, la ausencia de enfermedad, y por otro el bienestar emocional. En nuestro día a día se nos entrena para poder satisfacer ambos aspectos, y este debe ser el faro que guíe nuestra práctica clínica. Es extremadamente gratificante como cirujanos plásticos, así como médicos, el comprobar que hemos sido capaces de entender lo que nos indicaba el paciente y hemos podido ofrecerle el cambio que necesitaba para ser más feliz. No debemos perder de vista que ese es nuestro objetivo, ser conscientes que el trabajo que desempeñamos es por y para el paciente.

El haberme formado durante varios años en cirugía mamaria reconstructiva me ha permitido obtener un conocimiento anatómico y técnico aplicable a las intervenciones estéticas que llevamos a cabo, con el fin de poder ofrecer el mejor resultado posible de forma individualizada. Durante esta extensa formación, empezando por varios centros de España y siguiendo por otros de países como USA, Francia o Bélgica, he podido ir interiorizando pequeñas “perlas” quirúrgicas de cada cirujano para ir desarrollando una técnica propia que me permite ofrecer resultados naturales.

Pese a haber operado multitud de pacientes, cada nuevo caso que entra en la consulta constituye un emocionante reto. Somos conscientes de la dificultad que supone para el paciente confiar su cuerpo, su aspecto físico, en manos de una persona a la que prácticamente no conoce antes del día de la visita. Por ello, el vínculo médico – paciente es uno de los aspectos de nuestro trabajo que más alegrías nos reporta, puesto que obtener la confianza de un paciente constituye una victoria que va acompañada de una elevada carga de responsabilidad. Esta confianza recíproca, responsabilidad y compromiso son las señas de identidad que nos definen.