MERCEDES:

 

 

“Me gustaría dejar escritas unas líneas que puedan servir de ayuda a todas esas mujeres que estén pensando en realizarse una intervención quirúrgica de pecho y estén un poco perdidas, como lo estuve yo en su momento.

Tengo 35 años, me sometí a una mastopexia con “T” invertida e implantes anatómicos de 295cc, con un resultado que superó altamente mis expectativas, y me considero una persona con cierto grado de exigencia.

Lo primero que me gustaría decir es que, en ningún momento pasó por mi cabeza hacer una elección por ahorrarme unos cuantos euros, porque la que se iba a tumbar en una camilla con dirección a un quirófano, con más o menos tranquilidad, era yo.

Elige un buen médico, con un buen hospital y equipo.

Es una operación para muchos años y eres tú la que va a sufrir el resultado final.

Una vez que decidas tu médico, no intentes ahorrar cicatrices…de verdad…

Mi pecho tenía bastante grado de caída, posterior al embarazo quedó vacío y sin forma, mi areola estaba dilatada y, sinceramente, la cicatriz es lo menos importante.

¿Se nota? Sí, por supuesto…, pero igual que puedes apreciar en las fotografías que muestra el Doctor en la página web.

Yo no soy de Madrid, vivo a unas dos horas, y por comodidad podría haberme sometido a una intervención quirúrgica en mi ciudad, más económica y con un cirujano que no me daba la confianza profesional que el Doctor Rubén, o el que sea en tu caso.

Puedo decir que el resultado como el trato por parte de todos y cada uno de ellos ha sido de diez, y os lo recomiendo a ojos cerrados.
GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO.”