Protocolo de tratamiento postoperatorio abdominoplastia

En el caso de las recuperaciones por una ABDOMINOPLASTIA, es aún más importante, la intervención del fisioterapeuta de una manera inmediata a la cirugía.

Debido a la eliminación de piel y grasa en la porción inferior del abdomen, se producen diversas lesiones en los vasos sanguíneos y linfáticos, produciendo así un edema postquirúrgico considerable y en algunas ocasiones incluso seromas (acumulación localizada de líquidos). Por todo lo anterior, se deberán aplicar técnicas de drenaje linfático y vendajes funcionales para dirigir el líquido linfático por sus vías normales.


En el caso de la abdominoplastia y liposucciones la RECUPERACIÓN POSTOPERATORIA ACELERADA (RPA) seguirá el siguiente protocolo.

RECUPERACIÓN POSTOPERATORIA ACELERADA (RPA) COMO BASE DEL PROTOCOLO

FISIOTERAPIA INMEDIATA HOSPITALARIA

Desarrollada de una manera muy individualizada y específica para cada paciente, consiste en DRENAJE LINFÁTICO MANUAL (DLM) y si fuera necesario PRESOTERAPIA INTRAHOSPITALARIA.

Si el cirujano y el fisioterapeuta lo creen indicado, el paciente comenzará la recuperación a las pocas horas de la intervención, realizando la primera sesión de PRESOTERAPIA en el hospital. Al día siguiente, se comenzará con el DLM, generalmente sobre la piel del paciente, aunque en algunos casos estas primeras sesiones de drenaje se podrán realizar por encima de la faja, con el fin de darle un poco más de tiempo a la piel, para asentarse de nuevo sobre el tejido subcutáneo.

DRENAJE LINFÁTICO MANUAL Y PRESOTERAPIA

Las sesiones de drenaje linfático manual y de presoterapia se irán alternando durante los primeros 10 días. En ese momento y siempre dependiendo de cada paciente comenzaremos a utilizar también técnicas como:

ULTRASONIDOS

Los ultrasonidos actuarán sobre la inflamación, ayudando al organismo al reestablecimiento de los tejidos dañados, favoreciendo la reabsorción del edema y facilitando la cohesión entre piel y tejidos subcutáneos. Los ultrasonidos tienen como principales efectos: mejorar la capacidad de regeneración celular, aumentar la circulación linfática, mejorar la reabsorción del edema, efecto antiinflamatorio y de relajación muscular. Éstos serán también de gran ayuda a la hora de tratar las pequeñas fibrosis que puedan darse después de una intervención de liposucción.

KINESIOTAPE

En los casos de recuperación después de una abdominoplastia, el empleo de esta técnica cobra, si cabe, una importancia esencial ya que serán las grandes artífices de que el edema más superficial que se acumula en las partes más cercanas a la piel y la posible aparición de hematomas desaparezcan en unos pocos días. Además, la colocación del “KINESIO” en forma de «pulpo», tendrá una actividad sobre el movimiento fascial e intersticial, siendo de gran ayuda en la reabsorción del edema más profundo, su redistribución hacia vasos linfáticos para su pronta evacuación al torrente sanguíneo.

El tratamiento postoperatorio abdominoplastia / liposucción finalizará cuando el paciente realice todas las actividades de su vida cotidiana con absoluta normalidad, tanto en su trabajo como en su tiempo de ocio.

 

RADIOFRECUENCIA INDIBA

Aplicaremos radiofrecuencia INDIBA que, mediante la emisión de ondas eléctricas específicas a la frecuencia de 448kHz, nos permitirá estabilizar el potencial eléctrico celular y así conseguir un efecto analgésico (no dolor), antiinflamatorio y antiedematoso, además de favorecer la recuperación de la elasticidad de su piel y normalizar su sensibilidad.

 

¿Cuándo concluye el postoperatodio de abdominoplastia?

Por regla general y gracias a este minucioso y estudiado protocolo de tratamiento (RPA) después de 6 sesiones de tratamiento a lo largo de 3-4 semanas el paciente estará completamente recuperado de la intervención y podrá disfrutar de su nueva imagen con todas las garantías de un trabajo perfectamente hecho.