Todos nuestros pacientes son anestesiados bajo el mismo equipo de anestesiólogos en los cuales depositamos nuestra confianza. El motivo de esto es la seguridad del paciente y la calidad de la anestesia. Realizamos especial énfasis en la prevención y control de complicaciones intraoperatorias puesto que la seguridad es nuestra prioridad en cualquiera de nuestros procedimientos.

Tenemos por costumbre que aquellos procedimientos que requieran de anestesia general se realicen mediante ANESTESIA INTRAVENOSA PURA (TIVA) para la cual se utilizan bombas de perfusión que nos servirán para controlar la cantidad exacta de anestésicos que suministramos y evitar la anestesia clásica en «bolos». De esta manera hacemos que las cantidades de anestésico empleadas sean las mínimas y por tanto también sus efectos secundarios.

Apostamos por la anestesia intravenosa pura, sin gases, dada la mejor situación clínica y estabilidad del paciente durante la cirugía. Esta técnica consigue una mejor estabilidad hemodinámica además de unos despertares mucho más plácidos que los de los clásicos gases anestésicos.

Además de realizar este tipo de anestesia controlamos todas las anestesias bajo en SISTEMA de MONITORIZACIÓN «BIS» (índice biespectral) con el objetivo de administrarle la menor dosis de anestesia necesaria para conseguir su sedación y tener monitorizada su consciencia intraoperatoria.

En cirugías largas, aquellas de más de 3 horas, o en caso de realizarse una abdominoplastia, nos servimos del siguiente SISTEMA DE COMPRESIÓN NEUMÁTICA INTERMITENTE para evitar la trombosis en las piernas de nuestros pacientes. El controlador Kendall SCD 700 Series ofrece una solución clínicamente probada para ayudar a prevenir el tromboembolismo venoso (TEV). Las características del controlador permiten para una funcionalidad y comodidad mejoradas para brindar tranquilidad.

Más información sobre el sistema en este PDF

Evitar trombosis en largas operaciones. Sistema de presión intermitente para abdominoplastias y cirugias de más de 3 horas

Los modernos agentes anestésicos intravenosos que manejamos, fundamentalmente el propofol, han anulado las objeciones que los pacientes antes indicaban frente a la anestesia general dado que mediante éstos tenemos un mayor control en su tensión arterial, una disminución del riesgo de sangrado y edema, una disminución de la irritabilidad cardíaca, etc.

El mantenimiento de unos parámetros hemodinámicos adecuados durante la cirugía así como conseguir la TEMPERATURA ESTABLE del paciente mediante una MANTA TÉRMICA que llevará durante toda su cirugía son claves para prevenir el deterioro postoperatorio. Por tanto, esté tranquila, no tendrá ese frío horrible del que hablan ni durante ni después de su cirugía.

Proceso anestesia Clínica Guilarte

Para que el cirujano plástico pueda efectuar su trabajo correctamente el paciente debe de permanecer dormido y relajado. Uno de nuestros anestecistas nos explica cómo mantener el paciente en este estado con total seguridad. En este vídeo entramos en el quirófano en plena operación y comprobamos con el anestesista como se monitorizan las constantes vitales: función cardíaca y respiratoria.

Dr. Carlos Font Ruiz anestesista

Dr. Carlos Font Ruiz

ESPECIALISTA EN ANESTESIOLOGÍA Y REANIMACIÓN
Colegiado Nº 282856273

– LICENCIADO EN MEDICINA Y CIRUGÍA (Universidad Autónoma de Madrid)
– ESPECIALISTA EN ANESTESIOLOGÍA, REANIMACIÓN Y TERAPÉUTICA DEL DOLOR (Hospital Univ. La Paz de Madrid)
– Miembro de la SEDAR (Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor)

Ignacio Pinazo Osuna médico especialista en anestesiologia y reanimacion

Dr. Ignacio Pinazo Osuna

ESPECIALISTA EN ANESTESIOLOGÍA Y REANIMACIÓN
Colegiado Nº 282837725

– LICENCIADO EN MEDICINA Y CIRUGÍA (Universidad de Málaga)
– ESPECIALISTA EN ANESTESIOLOGÍA Y REANIMACIÓN (Hospital Clínico de Madrid)
– Miembro de la SEDAR (Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor)